Cirugia plastica Cirugia estetica


Laser - Abrasion - Peeling - Resurfacing

Cirugia plastica Cirugia estetica

Como su nombre lo indica, consiste en abrasionar la piel, desprendiendo las capas superficiales de la piel para mejorar su textura y apariencia, corregir defectos de coloración, mejorar cicatrices, mejorar o eliminar arrugas.

A pesar de los resultados obtenidos hay que aclarar que la abrasión láser (resurfacing) no es la fórmula de la eterna juventud ya que los resultados de la abrasión láser (resurfacing) no son permanentes debido a que el proceso natural de envejecimiento continúa una vez terminado el tratamiento.
El mecanismo de acción de la abrasión láser (resurfacing) es el efecto térmico o calórico producido por la amplificación de la emisión lumínica estimulada por la emisión de radiación produciendo un daño local controlado parecido a una quemadura.
La extensión y la profundidad dependen de la profundidad de las cicatrices o de las arrugas.

Indicaciones:
En la actualidad la aplicación de esta tecnología toca multitud de campos y la medicina no es la excepción y diversas especialidades se benefician de su utilidad. En la actualidad en cirugía plástica contamos con este valioso elemento para lunares, manchas de nacimiento, tatuajes, cicatrices y arrugas de la piel, así como la esclerosis de várices pequeñas y depilación del vello en distintas partes del cuerpo.

Arrugas: Este tipo de proceso de eliminación de arrugas es más seguro que otros, si lo realiza un cirujano con experiencia, pero aún en las mejores manos no está exento de complicaciones. Antes de la cirugía se requiere preparación de la piel durante 2-4 semanas mediante la aplicación de medicamentos dermatológicos tópicos. Una vez que se realice el tratamiento, el médico le explicará cómo debe cuidar la piel para prevenir la formación de costras e infecciones.

Cicatrices: De cualquier origen entre las que se incluyen infecciones, cirugía, lesiones o inflamación del tejido. El proceso de cicatrización es la forma en que el cuerpo sana y reemplaza la piel perdida o dañada y pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo. La cicatriz puede ser plana, abultada, hundida, tener color y provocar dolor, picazón o ambos. El láser se emplean con distintos fines: alisar una cicatriz, eliminar su color anormal o aplanarla. En la mayoría de los casos, la terapia con láser se realiza conjuntamente con otros tratamientos, como inyecciones de esteroides, el uso de apósitos especiales y de vendas. Pueden ser necesarios múltiples tratamientos.

Tatuajes: Millones de personas alrededor del mundo llevan algún tatuaje. Existen tres tipos principales de tatuajes: los tatuajes decorativos, que se colocan para adornar alguna parte del cuerpo; los tatuajes estéticos, que se conocen como cosméticos permanentes, como el delineado de ojos o de labios permanente; y los tatuajes traumáticos, que son el resultado de un traumatismo lo que ocasiona la introducción y permanencia de sustancias extrañas en la dermis.

Hay muchos factores que determinan el resultado de una cirugía por láser para la eliminación de tatuajes: la edad del paciente, el tipo de piel, el tipo de tatuaje, su antigüedad, color, pigmentos utilizados, profundidad, tamaño y localización, y si fue realizado por un profesional o por un aficionado. Los colores de algunas tintas pueden ser completamente resistentes al tratamiento con láser. La eliminación de tatuajes por láser disuelve el color sin dañar la piel normal. El cuerpo elimina el pigmento pero casi siempre queda una cicatriz. Pueden ser necesarios múltiples tratamientos.
Hemangiomas: Son tumoraciones vasculares de nacimiento comunes. Aproximadamente el 10 por ciento de los caucásicos tienen hemangiomas. Pueden variar de apariencia, desde una pequeña manchas rojas o púrpura superficial y plana (hemangiomas capilares), hasta masas sobresalientes y profundas de sangrado fácil. Normalmente aparecen en el primer mes de vida, crecen rápidamente durante el primer año y pueden empezar a desaparecer a la edad de 5 años, lo que ocurre en el cincuenta por ciento de ellos. Si son grandes o están creciendo, o son motivo de problemas debido a su localización es adecuado recurrir a la cirugía. El tipo de cirugía con láser utilizado normalmente para esta condición es el láser de colorante a pulsos. (Un láser de colorante a pulsos es un tipo de láser que tiene una lámpara eléctrica que produce un destello de luz corto y de alta energía. La luz se colorea cuando atraviesa un colorante. Puede cambiarse el color del colorante, dependiendo del tipo de manchas de piel pigmentada que se estén tratando.) Puede requerirse más de un tratamiento.

Telangiectasias: Son pequeños vasos sanguíneos localizados bajo la superficie de la piel. Pueden verse de color rojo, púrpura o azul. Las zonas más frecuentes de aparición incluyen la cara, parte superior del pecho y el cuello. Se pueden encontrar vasos con las mismas características en las piernas, llamadas venas de araña o telarañas vasculares. Se suelen eliminar por razones estéticas.

Son causados por la herencia, los daños producidos por el sol, los alimentos picantes y muy condimentados, las emociones, las hormonas, algunos medicamentos y el acné de adulto. Además del láser. Otra opción terapéutica es la escleroterapia, procedimiento en el que se utiliza una aguja pequeña para inyectar un medicamento dentro de la luz de los vasos que hace que se encojan esclerosen y atrofien. No obstante, a lo largo de la vida es posible que aparezcan otros vasos similares, según cuál sea la causa subyacente de las lesiones.

Verrugas: Las verrugas son crecimientos de piel o membranas benignos. Son causadas por el virus del papiloma humano y a menudo son difíciles de destruir. Se han utilizado muchos tipos de tratamientos diferentes para eliminarlas, entre los que se incluyen la escisión quirúrgica, la aplicación de medicamentos o la congelación de la verruga. Dados los efectos secundarios de estas modalidades de tratamiento, el empleo del láser resulta plenamente justificado. El tipo de láser utilizado normalmente es el láser de colorante a pulsos. Un láser de colorante a pulsos es un tipo de láser que tiene una lámpara eléctrica que produce un destello de luz corto y de alta energía. La luz se colorea al pasar a través de un colorante.
Como todo acto quirúrgico no está exento de complicaciones: Hiper o hipopigmentación, cicatriz hipertrófica y reagudización de herpes simple.
Según la extensión del área a tratar, el mecanismo a emplear y las preferencias del paciente se puede realizar en consulta del cirujano sin sedación, el láser con luz pulsada intensa no es doloroso.

El tratamiento láser de luz pulsada intensa puede durar entre media a una hora, y puede repetirse cada mes y medio las veces que sean necesarias, según la respuesta obtenida cada vez, en número promedio 6 a 8 sesiones.

En el post-tratamiento láser de luz pulsada intensa puede haber ardor, edema. El color rosa brillante puede tardar hasta 3 meses para retomar su color natural.

Evite la exposición al sol y utilice durante este período una pantalla solar.

Recupera tu piel. No esperes más e informate en Fundación Armoniea, te asesoramos por e-mail o solicita turno para tu consulta en forma telefónica al 5368-2250 de lunes a viernes de 12 a 20hs. La misma tiene un costo de $200 que sera tomado como parte de pago del tratamiento a realizar.

Cirugia plastica Cirugia estetica Cirugia plastica Cirugia estetica Cirugia plastica Cirugia estetica Cirugia plastica Cirugia estetica


Informate en FARYACE - Fundacion Armoniea, llamando al (54) 11-5368-2250 (líneas rotativas),
 de lunes a viernes de 12 a 20hs.
Copyright 2006 - todos los derechos reservados
Buenos Aires, Argentina



.

Diseño web y optimización www.paginadigital.com.ar